+34 934637545 info@hans-fritz.com

ARTIST: LIDÓ RICO

08 JUNE > O9 SEPTEMBER 2016

CHIMAERA, is an exhibition by the spanish artist Lidó Rico where art and science merge into a firm commitment to understand the complexities and contradictions of the contemporary human being.

Chimaera understood as the hybrid monster of the Greek mythology, as a bionic being composed of two or more genetically different tissues. A highly narcissistic individual with a great interest in cryonic research and immortality; an artificially formulated posthuman.

In this regard, the recent work of Lidó Rico collected under the name of Genoarchitectures and developed by a close collaboration with neurobiologists and neurophysiologists, deals with the study of the brain and the possible implications with various diseases. These conditions are sculpturally reinterpreted by cartographic displays; molded and plastically intervened biological materials.

During the production process, Lidó Rico, uses different techniques such as working with mouse brains or inserting chicken eyes, interacting with other elements. This provides the public with an explicit message that will help them understand the basic concepts about the brain’s function through our consciousness. The peaces establish different layers of reading reality, catalyzing a new interpretation of our existence, a disturbing post-human, a hybrid organism…a narcissistic mythological chimaera of our contemporary era.

 

ESP

CHIMAERA, una muestra del artista Lidó Rico en la que arte y ciencia se funden en una apuesta decidida por entender las complejidades y contradicciones del individuo contemporáneo.

Chimaera entendido como el  monstruo híbrido de la mitología griega, como un ser biónico compuesto de dos o más tejidos genéticamente distintos. Un individuo posthumano altamente narcisista formulado y producido artificialmente con gran interés en las investigaciones criónicas y en la inmortalidad.

En este sentido los últimos trabajos de Lidó Rico recogidos bajo la acepción de “Genoarquitecturas” se desarrollan en colaboración con neurobiólogos y neurofisiólogos que tratan el estudio del cerebro y las posibles implicaciones de éste con enfermedades diversas. Esas afecciones son reinterpretadas escultóricamente mediante la exposición cartográfica del material biológico que se moldea e interviene  plásticamente.

Durante el proceso de producción, Lidó Rico, se sirve de diversas técnicas como el uso de cerebros de ratones o la inserción de ojos de pollo interactuando con otros elementos que proporcionan al público, de manera explícita, un mensaje que les ayudara a comprender los conceptos básicos del funcionamiento cerebral a través de nuestra consciencia. El arte establece diferentes capas de lectura de la realidad catalizando una nueva interpretación de nuestra existencia.

Desde los pliegues rugosos de la masa amorfa se alza una figura diminuta que otea el paisaje donde se asienta: parece querer hablarnos de su soledad y precariedad; de lo provisional de todo acontecer. Ahora, en el hemisferio derecho, donde se aloja el pensamiento holístico-emocional, encontramos incrustado un nido de avispas, sin zumbidos, sin presencias… De nuevo la referencia a la condición animal. Como en ese autorretrato con ojos de pollo, inquietante, post-humano…un organismo híbrido, una chimaera de la mitología contemporánea.

 

Share This